lunes, 26 de marzo de 2007

LA MÁS BELLA DE ESPAÑA


Como todos los años por estas fechas se ha elegido a la mujer más bella de España, para que se haga famosa, nos represente en otros certámenes de belleza y luego vaya de programa en programo o de futbolista en futbolista. Da igual lo que se intente conseguir con ello, oportunidades, fama, dinero o publicidad el caso es que las aspirantes tienen que pasearse en bikini, traje de fiesta, más bikini... andar con unos tacones de aguja por un suelo resbaladizo delante de un jurado que las analiza cada michelín, cada arruga o cada movimiento, la verdad es que más que un concurso de belleza parece un concurso de pedigrie, solo les falta mirarles la dentadura como a los caballos. No comprendo el sentido de estos concursos de belleza, aunque reconozco que puede ser un trampolín para el mundo de la moda y el famoseo en general. ¿Por qué debemos elegir a la más bella de España? es algo que nunca he entendido. La belleza es una cualidad no objetiva, que no se puede medir y que depende del criterio del que observa, porque como todos sabemos para gustos se hicieron colores. Por eso este certamen siempre está rodeado de una cierta polémica. Este año la polémica la ha creado la representante de Cantabria, que fue descalificada después de ganar, por ser madre. Una cláusula del concurso anticuada y claramente sexista ya que los hombres no tienen ningún impedimento para ser misters y padres a la vez.

Para mí esto es suficiente para dejar de dar importancia a un concurso vanal, superficial y comercial, lleno de favoritismos y presiones, dinero que va y viene y luchas por una corona que no garantiza a las que lo llevan un trabajo, ni una vida mejor, ni ser más felices. Sería mucho más práctico y gratificante dar un premio a la mujer que compagina mejor la vida familiar y el trabajo, al hombre que más colabora en las tareas del hogar o a los que dedican el poco tiempo libre que les queda a cuidar el medio ambiente (o al menos a intentarlo). No serían unos premios tan televisivos, ni darían tanta publicidad a Marina D'or, pero al menos serían más realistas y menos sexistas, más adecuados a al sociedad actual y mucho menos glamurosos. Quizá no daría material suficiente para las tertulias de televisión, ni para sacar los trapos sucios que tanto nos gustan, pero serían, al menos, unos premios útiles y valiosos, que premiarían la verdadera belleza del ser humano, su capacidad para vivir en sociedad y colaborar para hacer de este mundo un lugar un poco más amable.

2 comentarios:

Preahoteck dijo...

Estos premios se otorgan para, mas adelante, sacar mucho dinero en publicidad. LLama mucho la atención que una firma como podria ser inditex (zara, berskha, etc etc) pusiera a esta chica como cabeza de la promocion de alguna temporada, en este caso supongo que verano. Estoy seguro que los que organizan el certamen se llevarian un pico bastante gordo de lo que pagase la empresa por esa imagen. Supongo que también pasará lo mismo con exclusivas, entrevistas en programas del corazon etc... Un tipo que ayuda en las tareas del hogar es un muermo, eso si, ya se encargaría Jaime Cantizano y su super equipo tan profesional, de sacar sus trapos sucios y concertar entrevistas millonarias, que para eso son unos linces de mucho cuidado.
A mi me parece una tontería de concurso, personalmente no saldria con esas chicas de la pasarela, son demasiado... dejemoslo en que son "demasiado". No demasiado buenas ni nada de eso, si no que personalmente, prefiero algo mas humano. Además, me parece un premio injusto, acaso se han presentado todas las chicas de España al concurso? día a día veo en la calle, en el metro, en las tiendas, chicas muy guapas y por su expresión, muy inteligentes, que probablemente a mi me parezcan mucho mas guapas que esa chica de la foto (que tiene un poco cara de tonta). Pues nada, aqui dejo esto, mi opinion, la cual estoy absolutamente seguro de que no es la verdad suprema (pues cada uno tenemos la nuestra ;) ). Muchas gracias por hacernos reflexionar con tu estupendo y bien acertado punto de vista. Hasta pronto.

CRIS dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo María. Y es que pienso que estos concursos "están dados",porque como tú bien dices, la belleza es objetiva y para mí en la mayoria de las ocasiones la miss que ha salido elegida no ha sido la más guapa DE LAS QUE ALLÍ ESTABAN ESE DÍA, que no significa que sean las más guapas de España o de sus provincias. Además, es cierto que no tiene sentido este tipo de certámenes, porque son una manera fácil de subir al estrellato sin verdaderamente merecerlo en la mayoría de los casos. No me parece bien que haya chicas que se pasen toda la vida intentando hacerse un hueco en el mundo de la moda, trabajando diariamnete y sufriendo "por estar a la altura", mientras que con estos consursos te conviertes de repente en una gran modelo, quizá sin haber hecho nunca nada en este mundillo. Esto es algo paracido a los realitys, ya que con entrar en la casa de gran hermano "te conviertes por arte de magia en un gran periodista". 4 meses en una casa haciendo el vago y ya tienes hecha la carrera, que tanto cuesta tanto a nivel económico como esfuerzo personal. Y es que ¿para qué sirve realmente un concurso de belleza?, ¿para ser una gran modelo profesional o para recorrer todos los platós de televisión, por no decir telecinco al completo? Lástima que otras cadenas también se estén sumando a este tipo de programas que sustentan a estos personajes.