martes, 14 de octubre de 2008

GASES NATURALES

Cuando todo el mundo parece preocupado por la crisis económica mundial, por los valores de la bolsa, la quiebra de empresas... Los otros problemas del mundo siguen ahí, no se han esfumado por mucho que ya casi nadie hable de ellos en los medios de comunicación. Y con respecto a uno de esos problemas mundiales, como el cambio climático y el aumento de la temperatura debido al efecto invernadero, he conocido un dato que me ha hecho pensar... Según estudios el 95% de los gases contaminantes que se expulsan a la atmósfera provienen de la naturaleza, es decir que la mano del hombre sólo produce el 5% de esos gases. Lo que me lleva a pensar que las soluciones que proponen los expertos no deben ser muy efectivas, ya que creo que reduciendo parte de ese 5% no vamos a alterar demasiado el resultado final. Después de conocer estos curiosos datos, me hace dudar de todas estas noticias catastróficas, el centro del problema no parece ser las consecuencias de nuestra forma de vida, el avance científico y las industrias. Debemos de conocer entonces cual es el problema principal y según parece es el ganado, un gran porcentaje de los gases que provocan el efecto invernadero proviene de la digestión de las vacas, por lo que una medida prodría ser reducir las cabezas de ganado o evitar las comidas que provoquen los gases. Después de este curioso dato, cuales son las soluciones reales que se plantean, será que el ser humano no es el origen de todo, no es el problema de todo y no es el protagonista del mundo.
El planeta Tierra ha existido durante miles de años sin los hombres y seguirá existiendo después de que nuestra especie desaparezca, por ello podemos contribuir a que el planeta se mantenga más o menos habitable y limpio pero no podemos pensar que nuestros actos van a poder con un planeta que tiene vida propia y que ha sobrevivido a muchas más catástrofes de la que podemos recrear torpemente en las películas con miles de efectos especiales

1 comentario:

anapedraza dijo...

Hola María,

¡Qué poco te prodigas! Muy bueno el post. Algo de esto he leido, pero no termino de creerlo. Cada uno habla según sus intereses.

Ojalá que el planeta siga ahí cuando no estemos, creo que al ritmo que vamos...

MIGUEL