miércoles, 22 de julio de 2009

UN HUESO, UN ANILLO, UN GRAN DESCUBRIMIENTO

Hoy es uno de esos días en los que las aburridas horas de trabajo te reportan algo más que un pequeño sueldo a fin de mes. Debo reconocer que mi trabajo me gusta, pero no deja de resultar monótono en muchas ocasiones. Hoy he tenido que ir a grabar la excavación de una fosa de fusilados de la Guerra Civil y la Posguerra. Los trabajadores son voluntarios orientados por una arqueóloga y un grupo de expertos. Durante quince días escavan la fosa en busca de restos, todo lo que sirva para identificar los restos que se encuentran allí.
En la fosa abundan los restos, sobre todo huesos, zapatos y poco más... pero esta mañana mientras estaba allí han desenterrado una falange que tenía alrededor un anillo, un hallazgo poco habitual en estas fosas.
He disfrutado mucho del momento, mucho menos que la voluntaria que lo ha desenterrado, pero me ha emocionado ver la ilusión de todo el equipo al ver el descubrimiento. Al pensar que quizá ese insignificante aro de metal pueda convertirse en una de las piezas que identifique a una de las personas que se encuentran en esa fosa, que le arrebataron hace años no sólo la vida, si no la posibilidad de ser llorado por sus seres queridos, de recibir cada año un ramo de flores o de ser visitado por personas que nunca le conocieron, pero que de una u otra forma ha formado parte de su vida.
Ojalá todos aquellos que aún no han podido recuperar los restos de ese familiar asesinado por unos ideales, una forma de vida, o un simple chivatazo, puedan dejar un día un ramo de flores en un lugar concreto y recordar, tan sólo recordar.

4 comentarios:

anapedraza dijo...

Ojalá, es lo menos.

¡Un abrazo!

MIGUEL

Ángela dijo...

que chulo, yo no sabía que habías ido a esto, tuvo que ser muy emocionante.... la verdad es que a veces no me imagino, como el ser humano puede llegar hacer cosas como éstas, y que por muchos años que han pasado hoy se sigan haciendo igual o peor.... es que es tan "inhumano":

María dijo...

Sí, al final me recorro media Extremadura, pero esta sin duda es una de las cosas que ha merecido al pena. El hombre parece no aprender de sus errores, qué le vamos a hacer.

Izquierda Don Benito dijo...

Desde luego que no aprendemos. Los que se oponen a que se localice a los represaliados, ahora andan apoyando otro 1936.