jueves, 4 de diciembre de 2008

UN SUEÑO ROTO

El pasado Octubre, en un partido de la Copa del Rey, Rubén de la Red, jugador de 23 años del Real Madrid, sufrió un desvanecimiento que duró unos minutos y tuvo que ser retirado del campo en una camilla. Ha pasado algo más de un mes de aquellas terribles imágenes que nos hicieron recordar a otros futbolistas que tuvieron peor suerte que él. Sometido a varias pruebas médicas, los especialistas creen que tiene una cardiopatía y que, si se confirma, hacer deporte de forma intensa no es recomendable para su salud. Esta es la triste historia de un chico que soñó toda la vida con ser futbolista y jugar en uno de los mejores clubs del mundo y que cuando empieza a ver el sueño cumplido, se despierta sobresaltado. Es una verdadera pena, ser bueno en algo, que te de una buena vida, un buen sueldo y la posibilidad de poder pasar a la historia (un deseo que no comparte todo el mundo, pero que pocos no hemos tenido alguna vez) y tener que dejarlo por algo con lo que has vivido toda la vida y que ahora, en este preciso momento, en los mejores momentos de tu vida (profesional y personal), te obligan a dejarlo todo.
La mayoría de nosotros jamás cumpliremos nuestros sueños profesionales y personales, al final seremos como la mayoría, tendremos lo que la mayoría y llevaremos una vida normal. Pero cuando el sueño es posible y empieza a hacerse realidad, es más duro ver cómo se escapa entre los dedos. A veces es bueno no conocer tus limitaciones, pensar que todo es posible es precioso, pero bajarte del tren en marcha y rehacer tu vida después de ese gran golpe es aún peor.

6 comentarios:

anapedraza dijo...

¡Hola María! ¡Muchas gracias por los besos a los tres! A Ana y mi también nos da pena lo que le pasó a de la Red, pero tiene un arma... es muy joven y muchas ganas de todo. Por lo menos lo puede contar, ahora más que nunca necesitará apoyo de su familia, amigos y de todos aquellos que le quieran.

¡Un abrazo!

Noto pesimismo en tus palabras, es la Navidad que nos pone así (es una teoría)

MIGUEL

Anónimo dijo...

¡ Hola ! Ya era que te comentara... La verdad que es una pena lo que le ha pasado a de la Red. Pero pienso también que es una suerte que se lo hayan cogido a tiempo, ya que aunque no pueda jugar al futbol puede rehacer su vida de forma normal y poder cumplir cualquier otro sueño. El deporte profesional es así, lo arriesgas todo y es fugaz, aunque en este caso demasiado.

Un besazo.


BELÉN OLIVARES

Anónimo dijo...

Lo siento, me he comido una palabra... quise decir que ya era hora que te comentara.

BELÉN OLIVARES

anapedraza dijo...

¡Hola María!

Espero que vaya bien el curro, seguro que sí.

Te quiero agradecer tus comentarios en "hay que joderse", con respecto al puente, siempre ocurre igual, basta que te hagas ilusiones para que salga plof.

¡Abrazos!

MIGUEL

Aspective dijo...

Es una pena, si, pero ha conseguido a su joven edad llegar a rozar algunas de las máximas cotas del éxito.
Ahora tendrá que rehacer su vida con ayuda de familia y amigos. Seguro que oiremos hablar de él (entrenador quizá)
No dejes que la Navidad pueda contigo...

anapedraza dijo...

¡Feliz Navidad María José! Pásate por el blog que tienes un premio.

MIGUEL