martes, 21 de febrero de 2012

LA POLICÍA Y LOS ESTUDIANTES


Durante todo el día había estado viendo comentarios en las redes sociales sobre la actuación de la Policía Nacional en Valencia, pero si digo la verdad, no le presté demasiada atención, puede que ya esté un poco saturada de información o que son tantas veces las que leo cosas que deberían sorprenderme que ya no lo hacen. Todo hasta que vi las imágenes de policías armados con sus porras y sus escudos apaleando a grupos de jóvenes, muy jóvenes, que se habían concentrado a las puertas de su Instituto para protestar por los recortes en educación.

Casi niños huyendo como podían de los policías, chicas detenidas con un miedo que era palpable y heridas, en el cuerpo y en el alma de muchas personas. La acción-reacción produjo que los altercados se extendieran al centro de Valencia. Y para qué decir más si las imágenes hablan por sí solas.

Creía que en España habíamos dejado atrás estas acciones y que una protesta pacífica por parte de estudiantes o cualquier otro colectivo no desencadenaba por sistema una reacción policial como la que hemos visto. Me ha dado vergüenza ver al grupo de policías cargar sin piedad contra los adolescentes, que probablemente fuera la primera vez que participaban en una protesta, acompañados por sus padres y profesores y creo que esto no es un buen ejemplo de los llamados "cuerpos de seguridad".
Tanto si las órdenes fueron "pegar sin mirar a quien" como si fueron los policías los que se sobrepasaron en sus actuaciones esto no debería quedar impune. Los ciudadanos no somos títeres a los que alabar cuando hacemos lo que los políticos quieren y apalear cuando protestamos con razones y sin violencia. El descrédito y la falta de confianza en los cuerpos policiales es la primera brecha para que la sociedad en la que vivimos se tambalee. ¿Cuántos de esos jóvenes volverán a pasar tranquilos delante de un grupo de policías?, ¿Cuántos de ellos creerán que el "enemigo" es la policía?, ¿Cuántos, al ser testigos de un delito llamarán a la policía?, ¿Cuánta desconfianza se habrá sembrado en sólo un día de violencia descontrolada?

1 comentario:

Antrophistoria dijo...

Muy interesante tu blog, enhorabuena.
Si te interesa la Historia y la Arqueología te invito a visitar Antrophistoria en bloggler y en facebook. Un saludo!!
Antrophistoria en facebook: búscanos y síguenos pinchando en “Me Gusta”.