jueves, 20 de noviembre de 2008

OTRA MUERTE SIN SENTIDO

Este fin de semana un chico de 18 años moría en una discoteca madrileña, sin licencia, y a manos de tres porteros de discoteca que se ensañaron con él hasta dejarlo sin vida. Su muerte y el empecinamiento de sus compañeros de clase y amigos en recordarlo han hecho que en los medios de comunicación se abra un debate a cerca de la práctica y trabajo de los porteros de discoteca. La mayoría de nosotros hemos sufrido en mayor o menor medida los abusos, los insultos o las malas formas de un portero de más de uno ochenta y con músculos de gimnasio. Aparentemente, para ser el filtro de entrada a una discoteca no hace falta parecer un matón mafioso, o un boxeador, pero es lo habitual. Legalmente ellos sólo pueden llamar a la policía si se produce una pelea dentro o fuera del local y no provocarlas o vacilar a una persona con una copa de más.
Esta realidad que se denuncia en estos momentos ya existía antes, no es nada nuevo, todo el mundo conoce lo que hay en las puertas de las discotecas de cualquier ciudad, todo el mundo ha visto una palabra de más, un gesto de más o una pelea demás, sin sentido, sin motivo. Nadie ha hecho nada por denunciarlo hasta la muerte de un chico, joven, que disfrutaba como tantos otros de una noche con amigos, alcohol, risas y música. Nadie se ha preocupado por todos esos jóvenes y no tan jovenes que tiene que aguantar la superioridad musculatoria de un portero de discoteca, que dicta y ejecuta su ley en su diminuto territorio, la mayoría de las veces no mayor a cuatro metros cuadrados, y que en ese espacio tan reducido puede llegar a ser más cruel, violento y totalitario que cualquier dictador histórico y con la impunidad de la noche. Es muy habitual que medidas que llevan en los cajones de ayuntamientos o comunidades autónomas años se aprueben en un abrir y cerrar de ojos para poner solución a un problema que ya no tiene solución, porque nadie le va a devolver la vida a Álvaro Ussía, ni a tantos otros que murieron a manos de unos salvajes de discoteca. Los problemas no se hacen realidad con la muerte de un chico, pero pueden llegar a ser visibles gracias a esa misma muerte. Para que las medidas de los políticos no se vuelvan a guardar en un cajón hasta que la muerte innecesaria de una persona reabra un debate en la sociedad, todos deberíamos recordar la cara de este chico, la desolación de sus compañeros y amigos y la irresponsabilidad de sus agresores.

7 comentarios:

anapedraza dijo...

¡Qué injusta es la vida! No sé si llorar, gritar o quedarme como estoy.

Muy buen posts, como de costumbre.

Besos.

MIGUEL

Thiago dijo...

OLASSS María, he llegado a tu blog desde el de ANAPEDRAZA y veo que coincidimos en varias cosas... Yo tb. hice un post sobre el tema, pero bueno, así en mi plan, sabes? un poco mamarraxo, no tan bueno como el tuyo.

La verdad es que es una verguenza, y eso que si soy absolutamente sincero, a mi una vez un portero me salvó de una agressión, pq tb. hay clientes muy bestias. Lo que es una verguenza es qeu sea una discoteca que el titular sea el ayuntamiento, que no tenga licencia, que tuviera tantas denuncias y ahora dicen qeu "no era portero tampoco" ... El caso es evadir sus responsabilidades..

Yo solo pienso en esa pobre madre....

Bezos y ánimo. A escribir más, jaajaja

Thiago dijo...

Hey, María, gracias por pasarte y por dejarme tu comentario... Espero tus próximos post con interés, jajaja venga que los de Comunicación audiovisual, tenemos que comunicarnos más, jaajja

A ver si haces un post para mi otro blog: CAGARRUTIBLOG que es un blog colectivo y libre, vale?

Bezos

anapedraza dijo...

¡Hola María! Pasate cuando puedas a recoger un premio.

Saludos.

MIGUEL

Samuel Grueso dijo...

Muy interesante lo que dices.

Yo creo que, en primer lugar, la figura del portero necesita una regulación urgente por ley. Entre otras cosas, que un portero lleve a la vista su identificación como tal, y que si no la lleva sea sancionado el y el local.

Por otro lado, ellos son bulldog, la escoria de la noche. ¿Se pueden llegar a impedir los abusos? Dificil...

Aspective dijo...

Es una terrible pena. En lugar del padre soy incapaz de pensar en como me sentiría o lo que haria.
De todas formas, como siempre, ahora sacarán varias leyes que no harán cumplir. Pero el chaval sigue muerto. Para siempre.

a veces, este pais,,,,

joan21 dijo...

He tenido varios problemas con ese tipo de personas.
Pero en mi caso nunca ha ido a mayores como para formarse una pelea.

mattenservice